viernes, 23 de febrero de 2007

FREE DIOGENES¡¡¡¡¡

Hoy se cumple el primer día en clandestinidad de nuestros compañeros de piso Diogenes y Lua. Su delito: tener cuatro patas. He intentado escudriñar en su comportamiento alguna variación pero a grandes rasgos no parecen darse cuenta de su nuevo "status" Diógenes ha salido al recibidor y se ha revolcado por el suelo (lo cual podría interpretarse como una primaría forma de protesta ante tal atropello, sino fuera porque lleva revolcándose años, aunque claro los gatos son muy misteriosos, quizá hace años que lo veia venir.....)

En Blockdogs, mi amado barrio ha entrado fuerte la fiebre de la bipedestación, si señores, átense los machos, porque ni metrosexuales, ubersexuales y demás zarandajas, ahora lo que está "in" es ser BÍPEDO. Quizás de momento aún no estén demasiado al tanto, pero al tiempo, al tiempo. Todo esto lo digo con conocimiento de causa porque mi amado barrio está lleno de visionarios.

Me gustaría extenderme un poco más sobre el tema de la bipedestación y sus ventajas para la mejora de la raza. Nosotros comenzamos a andar y a partir de ahí está claro que todo fue progreso, porqué?'?? Pues porque vimos mundo leñe; antes de eso sólo podiamos ver la jeta de nuestro vecino, si se giraba quizás su culo (horrenda visión, miedo cósmico - hay culos muy feos, algunos incluso con la raya borrada), sin embargo desde que decidimos ponernos a dos patas se amplió nuestro campo de acción, excepto para los muy bajitos que desgraciadamente siguen en un estado semiinferior puesto que siguen viendo en general sólo las caras y los culos de los que tienen enfrente.

Sin embargo nuestros vecinos los animálicos no decidieron hacer tal cosa, ellos en su raciocinio juzgaron más oportuno seguir a cuatro patas, por razones harto ventajosas entre las que cito algunas:

1. Al estar a cuatro patas y tener una visión más reducida del mundo , pues no tienen tiempo para distracciones idiotas, p.ej no se fijan en lo que está haciendo la vecina del bloque de enfrente , si se enrolla con el del gas o si el del 4ºb sale en esquijama a por el pan. Ellos, ven delante lo que realmente les hace falta para sobrevivir, esto es, en el caso de los gatos : comida, arena, un sofá con pinta de rascable y otro sofá con pinta de confortable. Punto pelota. Vida sencilla y espartana la de los gatos.

2. Un cuadrúpedo no sufre de dolores de espalda, tiene bien repartido su peso en su cuerpo nacido para la acción, el ataque, la supervivencia. Nosotros en cambio hemos convertido el fenomeno bipedeste (palabrejo que dudo que exista) en la principal causa de ausencia al trabajo, normal, vamos mal compensados, demasiado peso para poco pie. En realidad nuestra espalda, de una manera primigenia tira de nosotros hacia abajo, añora la postura original. Esto es observable en algunos ejemplares de nuestra especie, pero me gustaría reseñar uno en especial por representativo y por su tamaña importancia, y este es el ya fallecido Juan Pablo II (te quiere todo el mundo), cuya espalda suponemos que más sabia por esto de ser papa, le pedía una y otra vez la vuelta a los origenes y como muestra de ello han quedado una vasta cantidad de testimonios gráficos. Les dejo una foto donde se muestran las fuerzas de la naturaleza, de nuestra más intima naturaleza empujando al pope hacia nuestras raíces.







No me he podido resistir a colgar una fotillo en la cual nuestro Pater conversa amigablemente con la amiga paloma que le cuenta los últimos chismes de Cardenal City. El GranPadre como vemos escucha atentamente y con cara de pillín




3ª y última razón, no por ello más ni menos importante. Nuestros vecinos los de cuatro patillas (lo digo con familiaridad para nombrar a las extremidades; no me refiero a un par de Juan Guerras, mamón), siempre están dispuestos para prácticar la postura del perro (buen y adecuado nombre), postura que como sabemos es altamente apreciada entre el género masculino tanto heterosexual como homosexual y por su introducción en ambos orificios de entrada (o de salida, en fin, según se mire) Nuestras mascotas que son listas, están siempre dispuestas en su postura preferida, nosotros tenemos que complicar más la faena, que para algo somos humanos, leñe y con el consiguiente acoplamiento más o menos forzoso y también ,porque no decirlo, a veces dificultoso por la perdida de esta costumbre arraigada en nuestros genes y que nosotros hemos suprimido cruelmente.

De momento sin novedades en el frente, Diógenes respira ruidosamente (tendremos que darle unas clases de discreción y disfraz) y Lúa me mira con ojos como platos (seguro que estará hurgando en mi mente intentando adivinar que puede haber cambiado). Los planes más próximos si hay que sacarlos a la calle constan de vestirlos de señora, con vestido alegre pero discreto, taconcillos de estos de trote y pañuelo pashmina que resguarde del frío pelete de Blockdogs. Con un poco de suerte cuando bajemos con alguno de ellos de esta guisa en el ascensor, nuestros queridos vecinos pensarán que vamos con la del 8º, y lo que es mejor , que hemos iniciado con ella una hermosa y bonita amistad.

Seguiremos informando.

1 comentario:

neit e loulei dijo...

sinto contradicir tan gótico e esdrúxulo parágrafo! os mamíferos cuadrúpedes si sofren das costas e da cadeira (ou cátedra, seguro que esta é máis do voso gusto)... con todo... o comando "lgb" está á vosa disposición!!!