jueves, 9 de agosto de 2007

El origen del mundo, de Courbet


La historia de este cuadro realista, pintado en 1865, ocupa la totalidad de un capítulo de un ensayo magnífico que me acabo de terminar, el ganador del Premio Anagrama de Ensayo 2007, titulado "La ceremonia del porno", escrito por Andrés Barba y Javier Montes. Desde aquí planteo una cuestión...¿Es ésto arte o es pornografía? ¿pueden coexistir ambos términos en una sola imagen?. El debate está abierto.

De todos modos, la historia del cuadro es bastante jugosa, intentaré resumirla lo más posible:
Desde que Courbet lo pintó, hasta principios del siglo XX, el cuadro solo pudo ser contemplado por unos pocos "iniciados". Fue encargado por el diplomático egipcio Khalil Bey, que le pidió al pintor una obra que estigmatizase las causas de una sífilis contraída por él durante su estancia en la legación rusa. Tenemos pues, si ésto es cierto, una imagen casi terrorífica, la del causante de su sufrimiento. Este hombre tenía el cuadro cubierto con una cortina, que solo descorría delante de selectísimos invitados. Su siguiente propietario, el marchante Antonie De La Narde, lo cubrió con otro cuadro del porpio Courbet, un paisaje nevado. El último propietario particular que lo poseyó fue Lacan, el psicoanalista, que por cierto, estaba casado con Sylvia Bataille (ex de George Bataille, y, por lo tanto, gustosa de emociones fuertes). Lacan ingenió un doble fondo en el marco, por el cual el cuadro de Courbet se hallaba oculto detrás de uno de Masson (cuñao de Lacan, a todo ésto), que venía siendo una versión softcore del original. Cuando Lacan murió en 1981, tenía bastantes deudas con el Estado Francés, que fueron perdonadas a cambio de que donase el cuadrito en cuestión, para su exposición en el Museo de Orsay, que no ocurrió hasta el 1995, siendo el cuadro que más reproducciones vende en la tienda del museo sólo por detrás de Le Moulin de la Galette, de Renoir. Como curiosidad, decir que sólo un año antes, en 1984, a unos editores se les ocurrió utilizar tal cuadro para la portada de una novela de Jacques Henric, "Adoraciones perpetuas", y todos los ejemplares fueron secuestrados de las librerías. Sólo un año después estaría colgado en el museo a la vista de toda la chiquillada impúber que quisiera verlo.

9 comentarios:

Petrosky dijo...

¿Porno o arte? esa es la cuestión, más teniendo en consideración el año de su realización.
Pues en mi opinión es como todo, la sociedad evoluciona y este cuadro que antes sería considerado pornográfico ahora, tal y como indica Dragomira, es un cuadro realista colgado en un museo y pocas voces dirán que no es arte.
Pero la pregunta va más allá, ¿acaso no se puede considerar artístico el porno actual? Sinceramente creo que no, es una industria más basada en la cantidad (en todas sus acepciones) que en la calidad. De todos modos la mayoría acepta que muchas fotografías de desnudos son arte (no me refiero a las de Interviu) y hay fotógrafos de renombre que ya han ido más allá del desnudo, así como directores de cine porno que en una industria feroz donde las películas se realizan en pocos días deciden rodar en formato cine, cuidar el vestuario y ¡Oh Cielos!!! usar un guión, con frases y conversaciones normales y todo. La mayoría de estos intentos han sido un fracaso, realizar escenas con sentido basadas en un guión serio para llegar a la cópula no es rentable (en el mismo tiempo de metraje y con un presupuesto mayor menos sexo, donde va a parar).
De todos modos amiguitos parece que el mundo está cambiando, el porno dirigido al público femenino está adoptando este formato, aunque al final serán culebrones con sexo explícito ya vereis.
Cabe destacar cineastas convencionales que han usado el sexo explicito en sus producciones siendo quizá la más conocida el imperio de los sentidos de Nagisa Oshima, si el de Bo Nadal Mr Lawrence. Esta película, ¿es pornográfica? ahí queda la pregunta discutan damas y caballeros.

Dragomira dijo...

Según los autores del libro, porno y arte nunca pueden ir juntos, cuando el arte aparece por la puerta, el porno salta por la ventana...

Anónimo dijo...

Eso siempre depende de quienes follen

VALIAN DE IBELIN dijo...

ALGUIEN TIENE UN CORTACESPED??????

Dragomira dijo...

Eran tiempos de gatos acostados...

el señor no puedo dijo...

No del todo acertado, Drag, que pubis rasurados los hubo en todas las épocas. Estética o comodidad, tú verás. La obra no es ni mucho menos pornográfica, lo que pasa es que al sr. Courbet le encantaba hacer crítica de la hipocresía de la sociedad a través de sus pinturas. No olvides El Entierro en Ornans, con la cara de aburrido de los asistentes, o El Estudio del Pintor, con un "escandaloso" desnudo en medio de tanta estrella del arte y personalidades de la época, Baudelaire al frente.

Diancecht dijo...

Pues mira que le dais vueltas a las cosas ... ¡es un coño!

Dragomira dijo...

No. Es el coño del mundo de las ideas.

Gray Moon Gallery dijo...

Phalluzoïde ou L’Origine du Sexe es un cuadro realizado por Jan Theuninck en 1999.
http://www.flickr.com/photos/26915283@N07/3551448186/