viernes, 20 de abril de 2007

Cyrano de Bergerac, por "Máscara Laroye"


Ayer pudimos ver la primera gran sorpresa de la MITEU, de mano de una compañía cubana afincada en Madrid,"Máscara Laroye", no exactamente universitaria, sino más bien amateur, aunque con un nivel muy alto tanto de interpretación como de dirección. Por lo que pudimos saber en el coloquio, la mayoría de sus integrantes son titulados o estudiantes en la RESAD, y cubanos cubanos, pues me dió la impresión de que debían ser tres o cuatro como mucho, pero bueno, es la Compañía Cubana y ya está, nada más que hablar.
El espacio escénico jugaba con el vacío para con unos simples elementos, jugados con bastante gracejo, y una iluminación muy cuidada, transportarnos a los muy diversos espacios en los que la historia transcurre. La interpretación de los actores estaba bastante equilibrada, aunque destacaba muy por encima de todos el protagonista, Aarón Martín, tanto por el personaje, verdadero pilar y sustento de todo el montaje, como por su manera de decir el verso, que aunque en ocasiones lo atacaba con una fuerza que podía caer en lo reiterativo, en general consiguió emocionar, hacer reir y disfrutar muchísimo de ese arquetipo creado por Edmond Rostand. Las coreografías que se marca las resuelve muy eficazmente, aunque me quedo con la segunda, la de su muerte, absolutamente espectacular, llena de rabia por la vida que le ha tocado vivir, se me pusieron los pelos como escarpias, no estuvo nada mal.
Si tengo que decir algo negativo, la última aparición de las monjas travestidas, tras la muerte de Cristian y antes del epílogo, me sobró completamente. Me cago en Brecht y en su puto distanciamiento*(ver comentarios), yo estaba emocionado como una fan de NASH viendo eurovisión, cuando su "hilarante" aparición me jodió un poquillo, aunque bueno, al final recuperé bastante, y mi memoria borró esa parte para disfrutar del ya mencionado final. Una cosa más con respecto a esas monjas, y sobre todo a un actor que, haga el papel que haga, siempre juega con el mismo gag: pasar de una voz fuerte a una muy afeminada. Con dos o tres veces que veamos el juego basta, por favor.
http://www.mascaralaroye.com/

3 comentarios:

Otto dijo...

Tan sólo quería expresar mi indignación por lo que he leído sobre Cyrano de Bergerac, la tal Dragomira dice que se caga en Brecht bueno pues yo me cago en Dragomira por ignorante y soez. Leyendo todo su artículo se nota a la legua que no tiene ni idea de teatro y me gustaría ver como semejante ser monta una obra de teatro, seguro que todos nos dormiríamos en la primera escena del primer acto. Cada uno es libre de tener su opinión pero con respeto, por eso repito QUE SI DRAGOMIRA SE CAGA EN BRECHT YO ME CAGO EN DRAGOMIRA. Y estudia algo de teatro te vendrá muy bien para conocer y sobre todo respetar el arte de la actuación y de la dirección. Y si no tienes imaginación quédate en tu casa viendo la televisión que seguro que ese distanciamiento si te gusta.

Dragomira dijo...

Joer. Lo acabo de leer ahora...vaya temperamento...jeje. Gracias por tu opinión.

Y la próxima vez, un poquito más de sentido del humor, a ver si pillas el estilo de la página, carcamal.

Dragomira dijo...

Lo único que quiero decir es que en el momento en el que se proujo ese distanciamiento, esa "ruptura con la ilusión de realidad", yo estaba llorando a mares, me había emocionado con lo que estaba viendo, y de ahí que diga lo que digo con respecto al pobre Brecht.

Me fastidió que no me dejasen llorar un poco más, simplemente.

Que para eso está el Cyrano, coñiiiiiio.