miércoles, 4 de abril de 2007

300. Por la alianza de civilizaciones.




Siempre que un país se encuentra en un clima bélico surgen películas que intentan animar a su población, engrandeciendo su espíritu combativo y cimentando sus consignas políticas. En el caso de nuestra querida patria hispana tenemos como ejemplo esas delicias freak que son "Raza" o "El alcázar no se rinde", que vistas con la suficiente distancia se pueden disfrutar de un modo más o menos bizarro. "300" se podría englobar dentro de este género de "Películas para una guerra". Durante las casi dos horas que duró este festival del abdominal no pude quitarme de la cabeza ni por un momento el discurso que estaban intentando colarme. Los 300 espartanos, que por lo que parece son la salvaguarda de la libertad, macizos y hercúleos como luchadores de pressing catch, a la par que inteligentes, sagaces y muy dados a las frases lapidarias, muy occidentales ellos, luchan en inferioridad de condiciones con un enorme ejército de persas que no son persas, sino orcos, trolls de las cavernas y algún que otro personaje salido de la imaginación de Clive Barker. El enemigo, por lo tanto, ya no es que carezca de rostro, que éste se nos oculte, o que de algún modo la visión sea parcial, (Me estoy acordando del niño republicano de "Raza", que ya de pequeño era bastante demoníaco y se portaba como un auténtico malnacido con un pajarillo que tenía entre las manos), sino que éste es un monstruo, algo a lo que eliminar sin trabas morales, algo que DEBE SER DESTRUÍDO, por el bien de la civilización, el Espartan Way of Life, o la administación Leónidas.

Un ciudadano iraní cabreado. !!!!!Va a atacarnos!!!!!

La sensación que me ha acompañado durante la mayor parte del panfleto visual es la del Terror, el miedo a quá coño está pasando, o más bien va a pasar, para que millones de dólares se pongan al servicio de una historia como ésta.
Si en el cómic la cosa ya atufaba bastante, en la peli han remarcado este mensaje con una fuerza que no puede pasar desapercibida. Por ejemplo, en la conversación que el emisario persa tiene con Leónidas, aquel se queja de que esté presente una mujer en la conversación, dando la impresión de que el persa es malo, primero, por no tener unos abdominales como Zeus manda, pero sobre todo, por ser moro, y perdonen por el error cronológico. Ya se sabe que los moros son muy malos con sus mujeres, éso había que remarcarlo pero que muy bien. Otro cambio importante con respecto al cómic es la supresión de una de las frases lapidarias de Leónidas, cuando dice (cito de memoria), "!Esta noche cenaremos en el infierno!", y uno de los suyos dice "!Estamos contigo!", a lo que él le contesta: "La democracia es para los atenienses. Nadie ha pedido tu opinión". Jaus jaus, mucho me reí cuando la leí. Evidentemente, una frase tan políticamente incorrecta no cabe en el discuso pro-bush de Leónidas. En fin, una pelicula muy bonita, con unos efectos especiales muy chachis, con una virilidad que se adentra profundamente en los terrenos de lo homoerótico y una factura mú moderna, mú de videoclip, pero con un mensaje que hace que salgas del cine pensando....!Hay que atacar Irán!!!!, !!Son muy feos!!!!!.

4 comentarios:

P dijo...

Hablando de discursos metidos con calzador en la mente de la ciudadanía aquí os dejo dos términos de rabiosa actualidad para si los quereis analizar.
Estos son: la utilización de los géneros, puesta de moda por el lehendakari (a quien os recuerda?) y el TODOS (la perversidad hecha palabra, al hilo de tu apunte sobre la democracia ateniense).
Besos y besas para todos y todas (sic)

5 dijo...

f

w dijo...

Desde luego, un tipo que se llame "p", y mande "besas" para todos y todas, deja patentes dos cosas, "para si los quereis analizar"....

Una:Para que analicemos alguna de las 30 jilipolleces que dices en tan solo 8 lineas, ya tendríamos que estar cansados y aburridos de vivir.
Y dos:
Por si no te has dado cuenta, el lehendakari no tiene relación alguna con la peli de 300.
No se donde se la ves tu......
Asi ke "p"erdona, pero es que solo con leer tu párrafo me dan ganas de vomitar.
PAYASO(aunque me decantaria mas por PAYASA, no se....)

The brave Sir Robin dijo...

Pues allí estaba yo, preparado para ver la peli con mi gigantesco cubo de palomitas (sí, como palomitas en el cine, qué pasa), esperando ver un despliegue de épica y gallardía varonil como no se ha visto desde Braveheart (LIBERTAAAAAAAAAAAAAAAD!!!11)
Ya estaba sobre aviso, los seguidores de Bruno Cardeñosa ya me habían dicho que la peli era un panfleto propagandístico a favor de la guerra, pero claro, cómo iba yo a pensar que la honesta Hollywood, iba a hacer algo así, y así se lo dije:
- 300 es un panfleto a favor de la guerra
- No, cómo voy a pensar que la honesta Hollywood va a hacer algo así.

Craso error. Hice un intento por contemporizar, puede que los espartanos fueran guays con sus mujeres, que creyesen en la democracia y todo eso, qué se yo de civilizaciones clásicas?
Soportar el desfile de abdominales andantes fue un poco más difícil, pero bueno, si te va la movida puede que por lo menos te alegre la vista, que tampoco me quejo cuando sale Angelina Jolie en bolas, incluso estoy dispuesto a aceptar al Xerxes- reina del carnaval-de-Tenerife, oye, que si esres el rey de medio mundo tienes derecho a cumplir alguno de tus caprichitos.

Pero el troll de las cavernas? Eso si que no. Que una cosa es inventarse la hostia de paridas pa entretener toda la peli, y otra es robarle una idea a un clásico de nuestros tiempos, hasta aqui podíamos llegar. Si les faltó ponerle una puerta a las Termópilas para que al Aragorn de turno dijese lo de "Traen un troll de las cavernas con ellos!" A partir de ahi decayó mi ánimo y de un entretenimiento casual de un martes por la noche la peli pasó a ser una pesadilla cósmica donde no dejaba de esperar a que apareciese Orlando Bloom armado de arco y flechas dispuesto a matar al Nûmakil.

Bueno, tampoco quiero quejarme demasiado, podia haber sido peor, si al salir del cine me hubiesen secuestrado y violado en un callejón oscuro hubiese sido peor.