martes, 6 de marzo de 2007

Más Salesianos. EL Papus.

Que conste que esta ansia melancólica de recordar a los seres cucales que poblaron mi infancia me ha llegado de rebote, pues el hablar de Fausto (el hombre) ha sido una consecuencia de mi desvarío mental al querer hacer un artículo sobre el Fausto (de Goethe), que me acabé ayer -la primera parte, la facilita, la que se representa, vamos, la de su primera época, antes de que el fürher de las letras viajase a Italia y volviese renegando de su juventud Sturmentosa-. El caso es que hoy quiero retomar el viaje mental que me produjo ayer el pensar en ese primer Fausto de mi vida, y hablar sobre otro elemento protohumano que daba clase en ese infausto (chiste) colegio. El Papus. (¡Han traído un troll de las cavernas!!!!)

Profesor de matemáticas. Cabezón más que titánico. Ojos llameantes. Cejas pobladas como si tuviese dos ciempiés copulando encima de sus ojos. Brazos peludos. Puños duros como pisapapeles. Una leyenda en Salesianos. Acojonaba. Pero mucho, mucho, creo que hasta a María Auxiliadora le bajaba la regla del susto cuando entraba en la Iglesia este ogro, este abominable hombre de las ecuaciones, este, en fin, hijo de su madre. Me acuerdo perfectamente lo primero que nos dijo al entrar a clase el primer día, tras ver nuestras infantiles caras de ojete apretadico:

-¿Saben ustedes lo que es una leyenda?. Leyenda es aquello que se cuenta, pero no es cierto. Lo que cuentan de mi son éso, leyendas que no tienen que creer. ¿Estamos?.

Las leyendas de las que hablaba se referían a mamporros varios, roturas de reglas en cabeza ajena, hostias a mansalva y caras vueltas del revés. Siempre me preguntaré por qué esa ansia por partir de cero a principio de curso, ¿intento de reinventarse a si mismo,quizás, intentando ser bueno ese año?. En ese caso asomaría a su personalidad un atisbo de humanidad, pero lo dudo, lo dudo mucho. Creo que más bien era una estrategia infernal, salesiana en fin, de que la primera hoxtia nos pillara por sorpresa, y así, desde ese mismo instante en el que nuestra cara se enrojecía y empezabamos a cagarnos en su parentela hasta el tercer grado de consanguineidad, empezaramos también a creer que las leyendas podían convertirse en realidad. Una dolorosa y vergonzante realidad. Teniendo en cuenta la cantidad de mitos y leyendas en los que se sustenta la educación religiosa, creo que esas tollinas eran la forma de evangelización más depurada por las que he pasado. Puro Paulov. Por cierto, su apodo, que pasaba de generación en generación, viene de un ocultista francés, de origen coruñés, delegado de la orden cabalística rosacruciana, muerto en 1916. Dudo que el apodo fuese dado por su biografía, sino más bien por su parecido con el retrato de este buen hombre. Vean y atemorícense.
El verdadero Papus

10 comentarios:

Petrosky dijo...

Ahhhh, que recuerdos de capones gratuitos, aquellos apelativos cariñosos ("pero usted es gelipollas o que") nada, ni así.
No puedo recordar con cariño a una persona que, esto es lo que yo creo, disfrutaba maltratando a jóvenes púberes en el inicio de su adolescencia. Maltrato sí, aunque ahora está tan denostada esa palabra, y en toda su amplitud psíquica y física.
Si bien es cierto que no todos los días recibías un capón, recuerdo como el sudor afloraba en las sienes de todos nosotros cuando pasaba algo tan sim ple como caerse el bolígrafo rodando del pupitre.
Nunca olvidaré el día en que, única y exclusivamene por llevar el pelo largo, me tiró tanto del flequillo que me sangró el cuereo cabelludo.
Si lo que quería era saciarse de poder sobre unos niños ahora está colmado de su odio. Si lo que esperaba era respeto sólo obtuvo el miedo y con los años el desprecio.
He de reconocer que no era un mal profesor de matemáticas en cuanto a conocimientos de la materia, pero como pedagogo dejaba mucho que desear, que digo, era una abominación a los ojos de la ética y el respeto por sus semejantes.
Yo no digo que no haya niños que se merezcan una bofetada de vez en cuando, pero lo de este señor era violencia gratuita. No me estraña que cada año alguien le rayase el coche.

Cesar dijo...

Bueno, bueno, que recuerdos me ha traido a la memoria esa "idilica" historia de amor odio hacia los profesores de nuestras épocas, ahora los estudiantes no saben lo que es bueno.

Yo recuerdo con mucho aprecio (sic) a un profesor que se llamaba Miguel, pero que absoutamente nadie tenia cojones a llamarle por su nombre de pila, solo. habia que llamarle Don Miguel, ni siquiera sus compañeros de claustro osaban llamarle de otra manera. Ni siquiera el director del colegio.

Su maltrato favorito a los estudiantes eran las llaves de, supongo yo, su casa. Aunque he de reconocer que o su casa estaba blindada con 18 cerraduras o alli, en aquel llavero habia mas llaves de la cuenta. XDDD

Que recuerdos!!!

Ademäs hay una cosa curiosa, era el profesor de matématicas. Será que las matematicas hacen ogros en las universidades.

En aquellos años púberes, recuerdo yo que se estilaba mucho una frase entre los profesores y directores de los colegios: "La letra con sangre entra". Dios mio!!! se me ponen los pelos como escarpias de solo pensarlo.

Eso sí, será que en estos tiempos de acoso escolar? ¿En estos tiempos de maltrato a los profesores actuales, las generaciones posteriores a la nuestra se estan vengando de los que los profesores nos hicieron a nosotros?

P.D: Por cierto, soy el antiguo Honky Tonk pero esta vez de blogger.

Un saludo

Dragomira dijo...

Un saludo, césar. Han cambiado las tornas,éso es evidente, no creo que hubiera muchos proesores de baja por estrés en nuestra época, con lo desahogados que se quedaban tras el reparto diario de tollinas...

DARK RIDER dijo...

"hasta a María Auxiliadora le bajaba la regla del susto cuando entraba en la Iglesia este ogro, este abominable hombre de las ecuaciones, este, en fin, hijo de su madre"

MIRA EL RUMANO ESTE COMO VIENE , APARTE DE A JODERNOS LAS COSAS, PUTO LADRON, TB VIENE A QUEMARSE CON NUESTRA SAGRADA FE.

ESCUCHA, DILE A TU AMIGUITO EL PETROSKI ESTE, QUE DEBE SER LITUANO, O DE POR AHI,(VAYA PAR FORMAIS, X DIOS) QUE TODOS LOS CAPONES QUE OS DIO ESE SAGRADO ICONO SALESIANO, SON POCOS CON LOS QUE OS DARIA YO SI OS VEO MERODEANDO POR MI BARRIO..
¡¡¡¡ LADRONES!!!! ¡¡¡EMBUSTEROS!!!!!

nicky hayden dijo...

...un bolígrafo de manufacturación germánica experimenta una fuerza de empuje directamente proporcional al acojone del dueño,que lo proyecta,casi a cámara lenta, a unos cuantos metros del pupitre del susodicho alumno desgraciado.
A medida que describe la fatídica parábloa ascendente, la cara del propietario de retuerce con una mueca agónica, de puro horror....
Cuando comienza a descender, la vida de nuestro querido alumno comienza a pasar fugaz ante sus ojos a modo de fotogramas en blanco y negro... flas, flas flas...
Hasta que cae al suelo provocando más ruido que el anillo único.(continuará)

Anónimo dijo...

Oh gran señor de la ciencia, hazme ver la luz, pero no por las estrellas que giran alrededor de mi cabeza.
Yo fui testigo de un levantamiento de alumno por su apéndice auricular y de otro por su patilla,aparte de los múltiples cachetes y de los golpes con regla de metro (sufridos por mí y por mis compañeros), pero hay que reconocerle a este hombre que sus alumnos aprendieran la noble ciencia de las matemáticas,no sé si por miedo, por respeto o por el pánico que provocaba el llegar a sus clases sin los deberes hechos.
Tras tres años en sus clases nunca tuve problemas con las matemáticas, ni siquiera en la licenciatura, y es de agradecer.
Tambien me acuerdo de que llegaba al colegio en un fiat abarth de color azul cielo que entraba inclinado debido al gran peso en el lado del piloto, y eso que su hijo, iba en el asiento de al lado.
tambien mi apoyo incondicional a tod@s l@s fabns de nash, que huevos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! pero abrid los ojos!!!!!!!!!!!!!! y los oidos!!!!!!!!!!!!!!!!!!! que se me revuelve el estómago cada vez que los oigo, y eso que la canción no es mala, pero la imagen...... y ese movimiento de culo que ni mi primo margarito tine tanto movimiento anal, ni cuando folla.
NASH que asco DASH!!!!!!!!!!!!!!!!
Espero que el resultado en urinovision sea como máximo como el de Remedios Amaya (mi barca)y esta me gustaba.
Tio Feel queda a su entera disposición.
Gracias.

sabella barbaro dijo...

Me gustaria que todos los que fueron al colegio Salesanio de Ourense hace 25 años me escriban sobretodo ,si le no los respetaron . Sabella6782@gmail.com

sabella barbaro dijo...

Megustaria hablar de esto contigo pues hace pocos dias me enteré de algo que me dejo estupefacta , y cada vez me entero de mas mi correo es sabella6782@Gmail.com si quieres me escribes un saludo ....

sabella barbaro dijo...

Megustaria hablar de esto contigo pues hace pocos dias me enteré de algo que me dejo estupefacta , y cada vez me entero de mas mi correo es sabella6782@Gmail.com si quieres me escribes un saludo ....

Anónimo dijo...

Tuve la desdicha de cruzarme en mi camino con este ser despreciable en sexto de EGB a la edad de 10 años y de sufrirlo durante tres cursos hasta los trece. Recuerdo que esto sucedia si tenias la mala suerte de pertenecer al grupo C mientras que los grupos A y B se libraban de el hasta octavo curso cuando ya tienes un mayor grado de madurez para aguantar este tipo de embates y al menos solamente durante un año.
Creo que para mi marcó el fin de una etapa pues abandone la infancia de forma abrupta para experimentar el miedo antes, durante y despues de sus clases de matematicas en las que fui testigo desituaciones de maltrato fisico y verbal, no se cual de los dos hacia mas daño, que para una persona especialmente sensible y vulnerable como yo lo era, resulto nefasto aunque por suerte pude salir a flote y no me quede en el camino como otros compañeros que directamente quedaron irremediablemente destinados al fracaso escolar tras haberles dejado grabado en sus carnes que como seres inferiores y cognitivamente limitados para el aprendizaje que eran, no valdrian nunca para el estudio o para llegar a ser algo en la vida. Todo un visionario todopoderoso con la capacidad de hacer una seleccion de raza. Mi suerte fue que mi madre, que tambien fue victima de el pues en su primera reunion con el la hizo llorar al decirle que su hijo simplemente no valia y que lo aceptara ofreciendose a pagarle un cafe para que se tranqulizara despues, a saber con que oscuras intenciones, imagino para seguir regodeandose de su sufrimiento, se esforzo para que yo no cayera en la misma suerte y gracias a su empeño y las clases particulares pudiera aprobar los cursos, eso si en septiembre, tras perder por vez primera la posibilidad de disfrutar de las vacaciones de verano. Casualmente mi profesora particular fue la ex mujer de su hermano la cual lo conocia bien y los problemas y ejercicios que planteaba en sus examenes, siempre enrevesados y buscando la excepcion.
Recuerdo como un dia sin venir a cuento, abofeteo a todos y cada uno de los alumnos sentados en una de las filas uno a uno, sus llamadas en tono despectivo al encerado. La alegria cuando la hora de clase era reemplazada por alguna misa o visita a la iglesiao teatro y de contar los minutos Con angustia deseando que la clase en el tiempo restante fuera lo mas breve posible. Se decia que llevaba marcapasos y se llego incluso a correr la voz de que una posible forma de acabar con su vida era colocar el iman del altavoz de una radio debajo de la mesa. De el conocia su direccion, su familia, que tenia negocios paralelos en el turbio sector de la construccion, que, imagino permitian los coches de alta gama que cgustaba de conducir como si de algun modo esta informacion me diera la clave para comprenderlo y saber como poder gestionar el miedo que me infundia. Recuerdo que supe de su muerte repentina años despues y lo cierto que no pude mas que pensar el bien que suponia para el mundo borrar de la faz de la tierra a este ser sintiendolo mucho por su familia.

Hoy puede parecer incomprensible como la sociedad, tanto la comunidad educativa, como padres y alumnos podia ver incluso con buenos ojos la existencia de este tipo de personajes cuyo comportamiento era publicamente conocido por todos y aplaudido incluso por algunos.

Hoy me considero una persona madura y felizmente realizada en el plano personal y profesional, pero el trauma sigue presente y la huella no se ha borrado. Aunque mi reseña solo deberia haber sido de unas lineas, los recuerdos y sensaciones han comenzado a fluir como un torrente lo cual incluso me ha sorprendido pues muchos de estos los creia ya olvidados. Espero que haberlo expresado abiertamente ayude a borrarlos de forma definitiva. Siento si he herido la sensibilidad de los lectores pero tristemente, es mi historia.