domingo, 14 de octubre de 2007

Closer, de Mike Nichols

En esta tarde de resaca a la que me vi arrastrado a causa de la juerga de la noche anterior (hoy es mi único día libre de todo el mes, hay que aprovecharlo) he visto, tras salir a comer a eso de las cinco de la tarde un bocadillo de lomo con queso, la película Closer, del ya talludito Mike Nichols (el del graduado), y me he quedado bastante tocadillo. Desde aquí os la recomiendo a todos, peliculón pesimista (mucho) sobre las relaciones de amor (si se le puede llamar así) entre dos parejas, que se van encontrando y distanciando a lo largo de bastante tiempo. Refleja perfectamente la dificultad de encontrar y conservar el amor (al que los personajes están enganchados, todos ellos) en un mundo en el que el individualismo profundamente egoísta es el principal leit motiv de la mayor parte de la gente. Esta basada en una obra de teatro, que por aquí anda representando Belén Rueda, y éso se nota en el hecho de que los diálogos sean excelentes (aunque en ocasiones demasiado "artísticos" como para resultar veraces, lo que a mi, particularmente, me da igual, prefiero buenos guiones bigger than life que no lenguaje de calle simple y llano) y que los actores "con texto" se reduzcan a esos cuatro de los que hablé, a saber:



Jude Law

Escritor frustrado que encuentra a su musa (Natalie Portman) por casualidad, tras sufrir ésta un accidente de tráfico, en lo que es un inicio de película espléndido. Es el personaje más egoísta con diferencia, al menos para mí, caprichoso y llorón, incapaz de amar a quien tiene delante pero con una capacidad muy alta de hacer daño a causa de su postura vital completamente egocéntrica. La escena en la que abandona a Natalie Portman es brutal.


Jude Law:-Esto va a hacer daño. Estoy enamorado de Anna. Hace un año que nos estamos viendo. (...)

Natalie Portman:- Todavia me deseas?

- Claro!

- Mientes. Ya hice ese papel... Abrazame... Te hago gracia pero te aburro. Me has querido de verdad?

- Siempre te querré, odio hacerte daño.

- Y porque lo haces?

- Por que soy egoista y creo que seré más feliz con ella.

- No es verdad. Me echarás de menos. Nadie te querrá tanto como te quiero yo. Por qué no te basta con el amor.



Natalie Portman

Impresionante mujer, su personaje es la gran víctima de todo el tinglado. Chica en apariencia frágil, camarera (antes stripper, oficio al que regresará cuando Jude Law la abandona), con una mirada dulce que derrite a las piedras, y con unas ganas irrefrenables de amar. Algo que no es fácil debido al elemento con el que se ha juntado. Su mejor escena es sin duda la de la cabina de stripper, junto con Clive Owen, en la que ella demuestra tener una personalidad mucho más fuerte de lo que parecía.


"Mentir es la mejor cosa que puede hacer una chica sin quitarse la ropa. Pero es más divertido si lo hace."



Julia Roberts

Fotógrafa a la que Jude conoce tras sacarse las fotos para la portada de su primer libro. Desde ese momento Jude se dedica a intentar acostarse con ella, dejando bastante abandonada su relación con Natalie (tonto, que es tonto). El personaje de Julia es una mujer fácilmente depresiva, que vaga en un mar de inquietudes sexuales y amorosas entre los dos hombres. Me gusta la definición que de ella hace su marido, Clive Owen: "Los depresivos no quieren ser felices, quieren ser infelices para confirmar su depresión. Si son felices no están deprimidos y tienen que salir al mundo a vivir, lo cual puede ser deprimente".Me quedo con la escena en la que abandona a Clive Owen, en la que los dos despliegan un lenguaje muy fuerte, que choca con la imagen que hasta entonces tenía de ella.



Clive Owen:-"¿Te folla bien?"
Julia Roberts-"Si"
-"¿Mejor que yo?"
-"Diferente"
-"¿En qué?"
-"Más tierno"
-"¿Te gusta chupársela?"
-"Si"
-"¿Te gusta que se corra en tu cara?"
-"Si"
-"¿Y cómo le sabe?"
-"Como a tí, pero más dulce"
-"Así me gusta, gracias, gracias por tu franqueza, y ahora vete a tomar por culo, puta chiflada de mierda."


Clive Owen

Personaje bastante honesto, al fin de cuentas, no es mentiroso y, como todos, está deseando amar pero es incapaz de conseguirlo. Es, a pesar de su profesión de médico, un auténtico gañanazo, con una apariencia agresiva aunque jamás hará uso de su superioridad física (como sí hace Jude Law con su chica). Su gran frase: "¿Por qué es tan importante el sexo? Porque soy un puto cavernícola".



El caso es que es una gran película, absolutamente franca e inteligente sobre las relaciones humanas en este tiempo que nos ha tocado vivir, con unos diálogos tremendamente duros y ágiles, cuatro actores perfectamente dirigidos y una sensación de que todo es una mierda y de que el género humano está podrido hasta la médula, o, como diría Bukowski, "estas y otras cosas demuestran que el mundo gira sobre un eje podrido"

5 comentarios:

Petrosky dijo...

Me has dejado con ganas de verla, los diálogos sí que parecen del estilo de Bukowski.

Diancecht dijo...

Ya poco queda por ver, te la ha contado entera.

Me quedo con el detallas del lomoqueso de las cinco. Dieta mediterránea, vaya.

Sir Robin dijo...

Clive Owen el mejor personaje de la peli. No se si la voz originzal será como el doblaje, pero le pega mucho al personaje. Que se joda el lila de Jude Law :P

Beatriz dijo...

a mí también me gustó cuando la vi, hace ya tiempo...me recordó a Così fan tutte, y en la película de hecho se cita la ópera, es la que van a ver al teatro, si no recuerdo mal...

Nicky Hayden dijo...

Dejad de llamar Clive Owen al REY ARTURO joder!!!!

Estais destrozando mis mitos