sábado, 30 de agosto de 2008

Las Tres Caras del Terror, de Mario Bava (1963)


Ya hacía tiempo que no me metía entre ojo y ojo una del maestro Bava, y la verdad es que ésta comencé a verla sin saber que estaba dirigida por él. En este caso Bava juega con la estructura episódica estilo "Creepshow" o "Refugio Macabro", que tan de moda estaba allá por los años 60 del pasado siglo (que raro sigue siendo eso de "en el pasado siglo")para narrar tres pequeños cuentos de terror. La cosa no es para echar cobetes en ningún caso, y la calidad de la película no alcanza, para mi gusto, lo que demostrará más adelante con "Bahía de Sangre" o lo que ya había demostrado con la impresionante "La máscara del Demonio".

"El Teléfono"
El primer cuento es la típica historia de horror y obsesión, en la cual una bella y lesbiánica mozalbeta se ve increpada telefónicamente por un obseso sexuarl que le comenta que la asesinará esta noche...está claro que Wes Craven se ha visto este episodio antes de emprender el rodaje de Scream, porque la verdad es que es un antecedente obvio. El tipejo en cuestión es un expresidiario ("ex" porque se ha fugado, mayormente) muy peligroso, y la prota busca protección en su amiga con derecho a hacer la tijeeeeeera (comi diría el Gañán), pero bueno, digamos que ésta no es muy de fiar. La cosa tiene su enjundia, pero la música estropea en gran medida lo que podía haber sido un buen relato de suspense.


"Los Wurdalak"
Éste es el que más dura de los tres, convirtiéndose en la parte central del tinglado, y en la que más medios técnicos se han usado. Es en esta parte en donde sale Boris Karloff, haciendo de patriarca de la familia rusa. Está basado en uno de los relatos vampíricos más conocidos, de mismo título, escrito por Tolstoi (pero Alexei, no León), pero yo creo que se podía haber hecho mucho más con el material que tenía el director. El Karloff está bien, muy bien, pero si el caso es que tenía que dar miedo, pues mal, porque miedo no da, incluso se hace aburrida y pesarosa. lo único decente es la mezcla de colores imposibles que puede llegar a mezclar Bava en un sólo plano, hecho que aún se nota más en el tercer cuento de la película...

Boris Karloff todo arrugao

"La Gota de Agua"
El mejor de los tres, sin ninguna duda, con ecos de "El corazón delator" de Poe y otros relatos sobre el sentimiento de culpa. Una mujer está en casa, y recibe una llamada para que vaya a amortajar a una muerta. Mansión gótica. Ama de llaves acojonada por la cara que se le quedó a la difunta, que gustaba según parece de jugar con las cosas del otro mundo y andar fedellando con espíritus. La amortajadora, rubiales estilo "Mujer Soberano", por otra parte, va a hacer su trabajo, pero allí ve como la muerta tiene un anillo pricioso que le hace chiribitas en los ojos. Se lo roba en un acceso de cutrerío absoluto. Vuelve a su casa, y se comienza a volver loca, viéndo a la muerta y escuchando gotas de agua caer por toda la casa. Sus remordimientos hacenq que sucumba a una extraña muerte por "autoestrangulamiento". Lo peor, sin duda, el maniquí de la muerta, que da mucha risa (el paso previo a dar "cosica").

Matad al maquillador!!

Éste relato está muy bien, realmente, aunque no sé si compensa el visionado de los otros dos, supongo que sí. Lo que sí merece la pena es la despedida final de Karloff, montado en un caballo que es sin duda lo mejor de la película. Gran final. Ahí os dejo el trailer de la versión americana, que se llamó "Black Sabbath"

6 comentarios:

Diancecht dijo...

Muy cultureta para mí, pero me la molado lo del "ex-presidiario" :-D

Dragomira dijo...

¿Cultureta Bava???? Joer, pues entonces a Bergman que adjetivo le ponemos???

Diancecht dijo...

Todo lo que recaude menos de 10 millones es claramente cultureta

Spider from Mars dijo...

Si Bava es cultureta me gustaría saber que es Fulci XDDDD

Diancecht dijo...

Míralos como florecen. Seguro que además van de progres ...

El Señor No Puedo dijo...

¿Qué es eso de la "Mujer Soberano"(con mayúsculas)? Te extraña hablar del siglo pasado...¡Carca!