viernes, 9 de noviembre de 2007

Lust for Life!!!

Probablemente uno de los mejores comienzos de una película...recuerdos de noches de alcohol que acababan a las cuatro de la mañana, hora a la que me tenía que ir pa casa, ensayando la pronunciación perfecta de la frase "ya llegué, estoy bien"...noches de pillarla bien gorda con 1000 pesetas (de las cuales 350 iban para el taxi de vuelta)...noches de infinitas conversaciones sobre rol, chicas e informática al calor de una botella de calimocho (Dolly Cola+Gran Duque, el mejor), noches de correr a todo meter al grito de "¡La GRILLERAAAAA!!!!!", aunque no estuviésemos cometiendo delito alguno. Noches de las que algunos salieron hostiados, otros indemnes y unos pocos hundidos en un mar de ácido. Noches de "¡María, una estrella!!!", de reirnos del borracho del fondo, de mear en las paredes de la catedral, de cantar Queen en la calle, a voz en grito, hasta que llegasen los municipales, de aguantar que nos tirasen objetos contundentes desde las ventanas del parquecillo....sigan ustedes...


20 comentarios:

Sir Robin dijo...

... de arreglar el mundo en una conversación de tres horas a las 5 de la mañana... noches enteras dedicadas a la exaltación de la amistad... noches a las que sólo faltabas por enfermedad o prohibición paterna.... noches en que vaciábamos locales por "bailar" demasiado... noches de beber, hablar y pasar un buen rato con los amigos.

Petrosky dijo...

... de ver quién se bebía una litrona del tirón... de gritarlé al tren... de llenar una mesa del París con botellas de vino blanco... de Def Con Dos, Sepultura, Manolo Kabezabolo, Ramones, Sex Pistols... Volante, París, Soda, Angar, Moruno, Rebufo/El Lado Oscuro, Fraguel, Patio, Salamandra... Bajar las escaleras de la actual plaza de los Suaves con aquella mítica frase de Gunter Dorn, Das Ungeheuer Darin o tarareando la música de la guerra de las galaxias...
También días de Bob Marley en la casa de Hayden, con tanto humo sólo faltaban los bomberos... de Kankufiestas en la Casa... partidas interminables... pachangas de futibol y baloncesto... litroneo al lado del río... tomando el sol en las pozas...

aunqueyonoescriba dijo...

...noches de llegar a la puerta de casa a su hora, pero entrar tarde porque la conversación era absolutamente trascendental... que no existía el frío... noches de garitos vacíos, que en los llenos no podemos bailar... de amigos intimísimos recién conocidos, ...de alcohol con viaje de ida y vuelta...

...quien tubiera cuerpo para soportar otra vez esas noches

Diancecht dijo...

... de ver a Sir Robin escalando andamios o a Petrosky perdiendo miserablemente una competición de kalimotxo ... de echar todo lo que habías comido y cenado para dejar sitio y volver a beber ... de quedar cuatro y aparecer veinte ... del komando poteo ... de cuando el coche era un lujo, no un problema ... de cuando mil pesetas eran mil pesetas ... de levantarse temprando al día siguiente ...

El Señor No Puedo dijo...

Es duro cumplir los 30, porque es cuando empiezas a darte cuenta de lo poco que queda para el final.

Dragomira dijo...

Pues sigo pensando que estoy más cerca del principio que del final...

P dijo...

¿De verdad lo echais de menos?

Dragomira dijo...

Yo no he dicho que lo eche de menos, ni que haya en este post ningún rastro de nostalgia, ni que crea que eran mejores tiempos...simplemente, me apetece recordarlos...como me apetecerá recordar, dentro de diez años, lo que hoy estoy haciendo.

Diancecht dijo...

Desde luego que estás mucho más cerca del principio, es más, probablemente aún ni hayamos empezado comparado con lo que nos queda.

Hay cosas que sí echo de menos, básicamente las referidas a la total falta de responsabilidad y objetivos.

Pero vaya, que en lo respecto a ferias, fiestas y verbenas mi vida no ha cambiado mucho

Sir Robin dijo...

Echarlo de menos no se, fue una bonita época y ya sabes que las cosas al recordarlas mejoran. En general prefiero mi vida ahora, que ya no está tan limitada a lo que pase el fin de semana, y puedo hacer más cosas (aunque no las haga), pero es inevitable echar la mirada hacia atrás y sentir cierta nostalgia.

sir robin dijo...

Ah, un comentario para el Señoralegriadelahuerta. En primer lugar estoy mucho más cerca del principio que del final del camino, que en mi caso empezó a los 8 años más o menos (al ver al rey mago negro en mi casa, estaba allí, lo juro..... y nada de bromitas sobre pedofilia señor Petrosky, que ya te veo venir)), y tengo pensado seguir en el camino hasta los 90 (ya sé que fumo, como mucho y no hago deporte, pero ya veremos quien entierra a quien)

En segundo lugar, aun no he empezado a pensar en el final pero ni de lejos. Será que no soy un pensador profundo, pero ahora mismo mis planes de futuro son más del estilo de "¿Habrá lasaña hoy en el restaurante?" que del estilo "¿Habrá vida después de la muerte?". En el mejor de los casos he tenido un "¿Habrá lasaña después de la muerte?"
Y en tercer lugar....no hay tercer lugar, pero siempre hay que hacer hacer tres puntos en un post, así que aprovecho para saludar a mis amigos y familiares.

Petrosky dijo...

No, no echo de menos salir con cien duretes y a veces con menos, pero sí ser capaces de coger un local vacío y llenarlo de colegas.
Tampoco echo de menos ciertos comportamientos asociados a los momentos de ocio, alguno se ha quedado por el camino del ocio eterno.
Lo que me jode es que antes cuando tenía todo el tiempo del mundo no tenía ni un duro para hacer cosas que me apetecían y ahora que me las podría permitir me falta tiempo. Sí amigos, la vida es una zorra vestida de puta o te da una cosa o la otra, a no ser que seas un niño de papá.

Diancecht dijo...

Sir Robin, yo a veces me pregunto: "¿Habrá vida después del restaurante?"

Spider from Mars dijo...

Jajajja joder Sir Robin, cuando leía tus preguntas sobre la lasaña y la vida después de la muerte a mi tb se me ocurrió lo de la lasaña después de la muerte (si es que tener referentes parecidos es lo que tiene)
Bueno, con respecto al tema, 1 a 1:
Petrosky leñe vale que ahora no tienes tanto tiempo, pero coño "algo" aunque sea poco tienes. Simplemente será cuestión de hacer que ese tiempo sea más de calidad que de cantidad, digo yo, no? Aunque si se puede pedir cantidad y calidad pos mejor, pero vamos es lo que hay.
Señor no Puedo, claro que estamos más cerca del final, es una obviedad, desde que nacemos ya empezamos a acercarnos a nuestro fin, pero para que se le va a dar demasiadas vueltas?? Lo mismo duras hasta los 100 años habiendo vivido como un camándula que se muere uno en 4 días habiendo llevado una vida bioguay. Con lo cual, visto lo visto habrá que practicar un poco el carpe diem y lo que dure.
P, los recuerdos forman parte del ser más profundo de cada persona, son una parte que no deja de definir lo que somos ahora y lo que nos pase ahora tb influirá en lo que seremos en un futuro. Ah, y cierta nostalgia (bien llevada) ayuda a tomar perspectiva y llevar mejor el presente (vamos, es mi opinión)

Bikos
Spider

P dijo...

Querida arañita, estoy convencido de que ciertos recuerdos no valen la pena en absoluto y ,aunque te doy la razon al decir que forman parte indisoluble de nuestra personalidad definiendonos, sigo pensando que hacer mencion a determinados temas del pasado trae mas problemas que beneficios.
A no ser claro esta que estemos con ganas de marcha y una buena discusion siempre es bien recibida aunque pierde mucho al no poder gritar a la cara de tus interlocutores :)

Dragomira dijo...

Pues no sé qué problemas puede conllevar el hablar de las juergas de la juventud...malo sería si no las hubiésemos tenido...como diría Sabina: "no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió".

El Señor No Puedo dijo...

No, si al fin y al cabo camandulearemos todos un poco, si yo ya lo sabía.

*escuchando John and Elvis are dead*

Diancecht dijo...

Bah, los recuerdos son sólo recuerdos. Si traen malas consecuencias es que no son tan recuerdos como parecen.

Del resto, Alligator From Saturn, vaya si se nota la falta de tiempo. Sobre todo si trabajas, y cuando digo trabajar digo trabajar, no pasar el rato en la oficina.

Pero vaya, que yo nunca he camanduleado tanto como ahora. de hecho, tengo algo de sueño de trasnochar anteayer.

P dijo...

"Si traen malas consecuencias es que no son tan recuerdos como parecen"
mmmm pues va a ser que no acabo de pillarlo... me lo explique si vous plait

Diancecht dijo...

Ahora que lo pienso, sí que me quedó algo intrincada la frase.

Las cosas empiezan y acaban. Y cuando acaban pasan a ser recuerdos. Ahora bien, hay cosas que no acaban, sino que duran, que permanecen. Y eso no son recuerdos, son realidades, son actualidad.

Por ejemplo, la Guerra Civil. Yo pensaba que formaba parte de los recuerdos, pero ahora se ha visto que no, que seguía vivita y coleando, enterrada y enquistada pero latente.

Ahora mejor.