miércoles, 13 de febrero de 2008

La embriogénesis según Aristóteles


Ayer empecé a leer el libro "Mutantes. De la variedad genética y el cuerpo humano", de Armand Marie Leroi, y me he encontrado, en las primeras páginas, con la teoría que sustentaba Aristóteles para explicar la génesis de un embrión. De bizarra que es, no me resisto a exponerla aquí...
Según el maestro de Alejandro, el embrión se creaba con la unión del líquido seminal con el fluído menstrual, que se coagulaba creando un líquido espeso que, según él, era muy parecido a cuando un higo se cuaja en la leche para fabricar queso...¿Y cómo explica las malformaciones, que es en definitiva de lo que trata el libro? Pues bien, una cantidad alta de semen haría que el feto desarrolle miembros de más, o con partes de su cuerpo desmesuradamente grandes. Si la cantidad de semen es más alta todavía (no precisa la cantidad justa), saldrían gemelos unidos (al estilo siamés), y ya si tenemos una cantidad de semen ingente y pantagruélica, obtendríamos gemelos separados y normales. En palabras suyas, viene a decir:

"cuando el agua de los ríos es arrastrada con cierto movimiento, si choca contra algo, entonces dos sistemas se originan a partir de uno, y los dos conservan el mismo movimiento: lo mismo ocurre con el embrión"

Me imagino a los griegos buscando la cantidad justita para que le saliera el chaval medianamente normal..

12 comentarios:

Petrosky dijo...

Si es que de la ignorancia nace el ingenio.

Diancecht dijo...

Y luego vendrán con eso de que la cultura clásica por aquí y por allá. Venga ya. Uno que se ponía a hacer pajas mentales y todos adorarlo.

Menos mal que luego vino la ciencia a poner las cosas en su sitio.

Dragomira dijo...

Bueno, acertar no acertó, pero casi...al menos tenía claro que los niños salían de la unión macho-hembra...

M. dijo...

Ostras, qué curioso!! nunca había leído nada al respecto. Aunque lo de "un líquido espeso que, según él, era muy parecido a cuando un higo se cuaja en la leche para fabricar queso" me acaba de dar un asco, que no sé si comeré hoy :S (finolis que es una....)

Cum Gladio dijo...

Una explicación muy adecuada y trabajada para la época. Gracias a ello la ciencia posterior pudo ir perfeccionándola poco a poco.

La sociedad del siglo ILIV también se reirá de nuestra ignorancia. Es ley de vida.

Diancecht dijo...

Algo me dice que m nunca ha visto la crema de espárragos ...

¿Explicación muy adecuada? Claro: veo algo que no entiendo y me invento una explicación. Como todo me cuadra, es la acertada. Al nivel de la explicación del trueno por el martillo de Thor o de la araña que al quitarle las patas se queda sorda.

Y en el siglo tropecientos, suponiendo que no estemos otra vez luchando con palos y piedras, dos y dos seguirán siendo cuatro, los hombres y mujeres seguirán teniendo las mismas combinaciones de cromosomas XY y los siameses seguirán naciendo con el mismo procedimiento de división celular, perfectamente conocido y documentado.

La ciencia posterior no lo perfeccionó, simplemente lo tiró a la basura y dejó las cosas como tienen que ser.

LANCELOTE dijo...

TIENES TODA LA RAZÓN DIANCECTH. PERO DESDE MI PUNTO DE VISTA UNO DE LOS PASOS FUNDAMENTALES PARA LA EXISTENCIA DE LA CIENCIA FUÉ LA EXISTENCIA DE DE LA CULTURA CLÁSICA. PRÁCTICAMENTE TODO EN LA VIDA PUEDE DIVIDIRSE EN UNA SERIE DE PASOS INTERMEDIOS. LO QUE NO ME PODRÁS NEGAR ES SU IMPORTANCIA EN EL DESARROLLO DE LA HUMANIDAD. PARA MI, ESA ÉPOCA SUPUSO EL MOMENTO EN EL QUE EL HOMBRE COMENZÓ A MOSTRAR SU POTENCIAL DE RAZONAMIENTO. DE HECHO, LO QUE MÁS ME ASOMBRA FUE LA CAPACIDAD DE TEORIZAR SOBRE LA EXISTENCIA DE ÁTOMOS (SIEMPRE HE CREIDO QUE FUE OBRA DE UN VIAJE EN EL TIEMPO).

Diancecht dijo...

Escribir en maýusculas es de mala educación.

No voy a volver sobre lo mismo otra vez. Eso no es razonar, es inventar, el razonamiento tiene una base más allá de la pura inventiva.

Y no, esto no ayudó en nada al hombre. La penicilina, por ejemplo, sí.

Y no teorizaron sobre la existencia de átomos. De todas las absurdas explicaciones inventadas que se ofrecieron resultó que Anaxímenes y Anaximandro se aproximaron de chiripa a lo que la ciencia luego descubrió.

De todas formas, de la escuela de Mileto lo único útil que salió fue el teoreme de Tales.

Cum Gladio dijo...

Bien. Veo que Diancecht es por desgracia un adorador de la ciencia, que después de la muerte de Dios se ha convertido en su peligrosa sucesora.

En cierta ocasión dije que respetaba todo el saber científico, y lo seguiré haciendo siempre, pero eso no quita de que me abstenga de alabarla como si fuera ella la única capaz de mostrarnos la verdad. De hecho, creo que una conceptualización abstracta y sistematizada poco puede decirnos sobre la diferencia absoluta que hay entre todos los seres. En todo caso podrá ser una aproximación a la verdad, aunque nunca la verdad en sí.

Ciñéndonos al aspecto práctico, que tanto gusta a mi bienamado Diancecht, me parece absurdo propagar a los cuatro vientos la benevolencia absoluta de la ciencia. Eso es -repito- caer en el mismo error que las religiones monoteístas.

Está claro que la ciencia nos ha dado ordenadores, televisión, luz eléctrica, coches, agua corriente e infinitas cosas más, pero también ha provocado un sufrimiento y una destrucción tan grandes que desde una mirada objetiva puede llegar a ocultar todos sus logros. ¿O es que acaso la bomba atómica no provocó tantos muertos durante la II Guerra Mundial y tuvo al mundo atemorizado durante la Guerra Fría, y en cierto modo lo sigue haciendo ahora? ¿Y tampoco es cierto que las fábricas y los vehículos que nos hacen tan felices -y dependientes- a corto plazo, no están ocasionando un cambio climático de consecuencias catastróficas?

Me diréis que entonces la ciencia no es mala, que malos son los que la utilizan así; pero por consiguiente tenéis que negar también que sea buena.

Sin embargo, me parece mucho peor decir que la ciencia mejora nuestras vidas con sus inventos y descubrimientos, porque me parece un desprecio absoluto contra los que verdaderamente están necesitados y no pueden gozar de las cosas que a nosotros nos hacen engordar delante de una pantalla. Es más, incluso sufren nuestro descaro cuando las consecuencias del "progreso" (léase catástrofes naturales y demás maravillas) siempre les tocan a ellos.

Dicho esto, me daba mucho menos miedo Aristóteles, que con sus reflexiones no ponía en peligro a ninguno de sus semejantes.

El Señor No Puedo dijo...

Me parece que el error de Mr. Aristoouyeah es el de intentar sentar cátedra sin recurrir al empirismo, por cierto muy odiado por nuestros queridos griegos. Según ellos, llegaba con el simple método de la especulación deductiva, de ahí salieron monstruos como el rarito Pitágoras, de cuya secta se decía que perseguían a los que conocían los números irracionales (como PI) porque según ellos era un sacrilegio, en fin, y les daban para el pelo. Leyendas, dirán algunos, pero la historia de la ciencia es muy oscura, son más los "herejes triunfadores" que los científicos serios, la cuestión era tener los amigos adecuados, como el mismo Aristó-nometoqueselpeinado-teles ¿Más?

Dragomira dijo...

Me alegro ver que se ha despertado de su letargo en la caverna...señor No Puedo, lo echamos de menos en el Manolo´s, déjese ver más, que tanto libro de filosofía no hace más que destruir el espíritu.

Encarna Vales dijo...

No salgo de mi asombro.

Deberías haber continuado este blog, siempre llego tarde.

Saludos.